6 julio, 2021

¿Cómo son las donaciones a las ONG en España?

Escrito por AEFr En Investigación, Noticias with No comments

Todos los datos lo corroboran, la colaboración ciudadana con Entidades No Lucrativas (ENL) se consolida en España. Una consolidación que se hace patente, no tanto por el incremento del número de nuevos donantes, como por el aumento en el nivel de las donaciones a las ONG.

¿Esto qué quiere decir? Pues que tenemos una noticia buena y otra buena con condicionantes.

Los españoles se desgravaron 570 millones por donaciones a las ONG

El pasado 1 de julio la Agencia Tributaria ha hecho público las estadísticas oficiales de la declaración de la renta 2019. En el apartado sobre deducciones por donativos y otras aportaciones (básicamente las que se regulan en la Ley 4972002) aparece que más de tres millones ochocientos mil declarantes, exactamente 3.803.914, se han desgravado más de 569 millones de euros, con una media de casi 150 € por declaración.

Son unos datos que mejoran los de 2018, en el que el número de declarantes fue de casi 3 millones 700 mil, mientras que la cantidad desgravada no llego a los quinientos cuarenta millones y la media se situaba en 146 €.

Pero si echamos la vista atrás, podemos ver que el incremento de declarantes, que ha obtenido deducciones por donación, ha ido reduciéndose. En 2017 hubo 268.000 nuevos declarantes y en 2018 165.000, mientas que en 2019 no ha llegado a los 115 mil. Una ralentización que se ha compensado con la cantidad desgravada. En 2016 la media de la desgravación era de 148 €, en 2017 y 2018 disminuyó hasta los 146 y en 2019 ha vuelto a aumentar hasta los 150 €.

Los socios de las Organizaciones No Gubernamentales se afianzan

Estos datos oficiales se ratifican con los estudios realizado por la Asociación Española de Fundraising. A finales de 2020 lanzamos la octava edición del Perfil del Donante, una investigación que se realiza cada dos años y estudia el nivel de colaboración de los españoles con las Entidades No Lucrativas a través de un muestreo con más de 1.200 entrevistas. Entre las muchas conclusiones del estudio, una de las más importantes es ver el porcentaje de la población que colabora con las organizaciones: Un 37% de los españoles había hecho alguna aportación económica entre Octubre de 2019 y Octubre de 2020. El mismo porcentaje que aparecía en 2018 pero con un ligero cambio.

Mientras que en 2018 los donantes puntuales eran el 14% de la población y el donante recurrente, es decir lo que habitualmente conocemos como socio-colaborador, era del 23%; en 2020 lo donantes puntuales bajaban un punto (13%), el punto porcentual que ganaban los ‘socios’ o donantes recurrentes (24%).

Además, recientemente desde la AEFr hemos lanzado el otro informe ‘estrella’ de la asociación: La Realidad del Socio y Donante en España, un estudio, también bienal, que se fundamenta en el análisis de las bases de datos de socios y donantes de 16 entidades, de las más activas en captación de fondos privados en España.

El informe recoge datos muy interesantes, uno de ellos es el de la cuota media que aportan los socios a estas organizaciones participantes en el estudio. En 2021 la aportación media es de 144 €, seis euros más que en 2019 y 11 € más que en 2017, una tendencia alineada con la información recogida por la Agencia.

 

Perfil del Socio de las ONG

Perfil del Socio de las ONG

Más aportación y más edad

Unas positivas cifras que contrastan con otras que no lo son tanto, en concreto con el envejecimiento del socio en España. El Estudio de la Realidad del Socio en 2017 indicaba que la edad media era 55,8 años, en 2019 subía a los 57 y en esta edición ha aumentado hasta los 58,34 años.

Todos estos datos nos hablan de una maduración del ‘Colaborador Comprometido’  con las entidades de interés general. Una maduración que no sólo se refleja en la edad si no, también, en la conciencia sobre la indispensable importancia de su aportación en la sostenibilidad de las organizaciones y en el desarrollo de los proyectos y programas que desarrollan. Pero también es cierto que cada día cuesta más incorporar nuevos y más jóvenes colaboradores y esto hace necesario una reflexión tanto desde las propias organizaciones como en el conjunto de la sociedad.

Por un lado no podemos obviar la realidad socio-económica de nuestro país. En España los jóvenes acceden tarde y precariamente al mercado laboral, lo que trae consigo un retraso en su independencia económica. Pero por otro lado se hace necesario una renovación entre las Entidades No Lucrativas, de todo tipo y sector, en los mensajes, canales y formatos de colaboración que sean atractivos y enganchen con nuevos sectores de la población.

Deja una respuesta

Scroll to top