28 Abril, 2020

Médicos Sin Fronteras, allí donde hay una emergencia… y esta vez es aquí

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una ONG acostumbrada a trabajar desde España para resolver emergencias otros países, pero desde el inicio de la crisis del COVID-19 anunció que ponía su conocimiento y experiencia en la gestión de pandemias al servicio de la sociedad española. En #ConversacionesSobreFundraising hablamos con David Monllau, director de Captación de Fondos de Médicos Sin Fronteras, quien nos comenta que la misión de la organización es “salvar vidas y aliviar el sufrimiento en situaciones de crisis humanitaria, allí donde los recursos locales no son capaces de dar respuesta a las crisis. Cuando decidimos actuar en España es porque sentíamos que podíamos contribuir con nuestra experiencia en gestión de epidemias y porque a pesar de ser una sociedad desarrollada y con un sistema de Salud potente, estaba desbordado”. Por otra parte, reconoce que les motivó el hecho de sentirse parte de una sociedad que tantos años llevaba colaborando con MSF y nuestra “respuesta sigue siendo coherente con nuestra misión”.

Monllau describe la contribución de MSF con España en tres ejes: apoyar a las autoridades con su experiencia en gestión de epidemias, contribuir a descongestionar hospitales y centros de salud, y reforzar la protección de nuestros mayores: “La primera aportación que hicimos fue tratar de influir para conseguir una mentalidad de emergencia humanitaria para los actores que estaban gestionando la crisis. Por nuestra experiencia, se necesitaba una intervención rápida, una toma de decisiones vertical y que toda la gente supiera en todo momento qué tenía que hacer. Queríamos impulsar esa mentalidad de emergencia y contribuir a buscar soluciones lejos de las habituales junto al Ministerio de Sanidad y las diferentes consejerías de Sanidad, así como en los comités de crisis y grupos de trabajo para ayudar a diseñar las respuestas frente a la pandemia”, comenta el director de Captación de Fondos de MSF, quien reconoce que la colaboración con las administraciones ha sido total y destaca “el apoyo y admiración absoluta” a todo el personal sanitario durante esta pandemia.

MSF ha trabajado también habilitando unidades de hospitalización temporal en Madrid, Cataluña y País Vasco. Mientras que la tercera línea de actuación se ha centrado en las residencias de mayores al identificar el equipo de emergencia a los mayores como los más vulnerables. De este modo, MSF ha puesto a disposición de las residencias su personal, está realizando formaciones online para el equipo médico y sanitario, así como un teléfono directo para consultas.

David Monllau explica que ahora que el impacto sanitario de la pandemia empieza a remitir en España y en Europa “nuestra gran preocupación es el impacto que el COVID-19 va a tener en los países en los que trabajamos donde los sistemas de salud son más precarios. Todo lo que hemos aprendido durante estas semanas de la enfermedad lo hemos puesto a disposición de los equipos en terreno que ya están en contacto con las autoridades locales para intentar mitigar los efectos del virus”.

MSF ha lanzado el Fondo Crisis Coronavirus, el primer fondo global que la organización ha puesto en marcha en su historia y con el que pretenden recaudar 100 millones de euros, lo que “demuestra la magnitud de la crisis y el gran desafío al que nos enfrentamos”. En España llevan recaudados más de 4 millones de euros.

Monllau comparte la preocupación del impacto que puede tener la crisis económica del COVID-19 en su base social, como ya ocurrió con la crisis de la pasada década: “Todavía es pronto para evaluarlo, pero somos conscientes de que en organizaciones como la nuestra que dependen en un 99% de fondos privados, si la crisis económica dura en el tiempo nos afectará y habrá gente que nos deje de apoyar, pero que, en cuanto puedan, lo volverán a hacer”. Ahora MSF se está enfocando en la fidelización de sus socios para demostrarles que están cerca de ellos, en una situación peculiar en el que han pasado de ser aportadores de ayuda a posibles receptores: “Es el momento de estar cerca de los socios, de agradecerles su apoyo, sabiendo el gran esfuerzo que hacen para que sigan colaborando en la medida de sus posibilidades y de demostrarles el impacto que tiene su colaboración”.

David Monllau espera que la crisis del coronavirus nos sirva para “salir fortalecidos tanto a nivel personal como de sociedad, aunque está teniendo un gran shock y tendremos que pasar el duelo emocional. Ahora nos vemos vulnerables y cosas urgentes e importantes han pasado a un segundo plano, pero espero que sea una oportunidad para reinventarnos como individuos, sociedad y organizaciones. En el caso de las entidades no lucrativas la empatía va a jugar un papel importante y nos va a permitir explicar mejor nuestras causas, como el sufrimiento de nuestros beneficiarios cuando están lejos de sus casas, son refugiados o no tienen acceso medicamentos esenciales cuando hay crisis sanitarias y humanitarias”. Monllau lanza un mensaje positivo frente al futuro del fundraising: “Entre todos nos repondremos, saldremos adelante y nuestras causas seguirán siendo válidas”.

 

 

 

Escrito por AEFr
23 Abril, 2020

Fundraising digital: la gente no dona a organizaciones, sino a las causas

Para seguir ahondando en el impacto que el fundraising digital está teniendo en las Entidades No Lucrativas durante la crisis del COVID-19, en #ConversacionesSobreFundraising dialogamos con Daniel González, fundador y director ejecutivo de Digital Fundraising: “Todos estamos atravesando una situación complicada, pero me quedo con el incremento de la solidaridad entre las personas, los aplausos a las 8 de la tarde y que hay mucha gente queriendo ayudar. Y en esta situación el canal digital se está convirtiendo en el único con el que cuentan las ONG junto al telemarketing”.

Reconoce que crear una estrategia digital lleva tiempo, y siempre pensando en largo plazo, pero, dada la coyuntura, es el principal canal con el que cuentan las organizaciones. Por eso, no duda en afirmar que este periodo de confinamiento es una buena oportunidad para que aquellas entidades que no habían explorado el fundraising digital se lancen a ello, pero deben segmentar las audiencias, adaptar la web para operar, construir una estrategia y no tener miedo a equivocarse y a aprender de los errores para mejorar.

En cuanto a las claves para que una campaña de fundraising digital sea exitosa, González apunta que lo primero que tienen que hacer las ONG es identificar a las personas que quieran colaborar: “La gente no dona a organizaciones, dona a las causas”. Además, de adaptar la entidad a la captación al canal digital y contar con un equipo multidisciplinar para tener resultados.

El fundador de Digital Fundraising considera que en esta situación también hay cabida para otras causas que no sean COVID-19, aunque sea la que predomine: “lo que motiva al público es la causa en la que trabaja esa organización y si a una persona le interesa el cuidado de los animales o la situación de las guerras de Siria o Yemen, seguirán colaborando ahora y en el futuro”.

Digital Fundraising acompaña a diferentes ENL, “siempre con campañas en el largo plazo”. González pone como ejemplo la colaboración con la UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina en Oriente Próximo, con la que tratan de concienciar sobre cómo está afectando a los 5,4 millones de refugiados palestinos el COVID-19, que viven en una de las zonas con mayor densidad de población del mundo, la franja de Gaza y Cisjordania. En España también están apoyando, entre otras, a Médicos Sin Fronteras y a organizaciones que están dando apoyo a médicos y a personal sanitario.

En cuanto al futuro del fundraising digital, González es pragmático: “Todos estamos deseando poder volver dentro de 3 o 6 meses a recuperar nuestra actividad normal, que es lo que queremos. No creo que la sociedad experimente grandes cambios y, en cuanto al fundraising digital, si en la actualidad ocupa entre el 10% y el 15% de la captación de fondos de las organizaciones, ocupará un espacio similar porque el ‘face to face’ volverá a ser un canal prioritario junto a otros. Lo que tenemos que aprovechar es esta crisis para aprender y hacer mejor fundraising digital”.

González reconoce el esfuerzo y la profesionalidad de su equipo en Digital Fundraising durante esta coyuntura y reconoce la labor de grandes ONG que trabajan en emergencias humanitarias fuera de España, pero que desde el primer día se han volcado con las necesidades de aquí. “En estos momentos, más que nunca, la sociedad y nosotros mismos tenemos que ser conscientes como sector -del fundraising- la relevancia que tiene el trabajo que realizamos y que permite a las organizaciones poder cumplir con sus objetivos”, concluye.

 

 

Escrito por AEFr
22 Abril, 2020

#1Millónderazones para marcar la #XSolidaria

La casilla 106 de nuestra declaración de la renta (IRPF), a simple vista, no parece especial: no hace que nos salga a pagar o a devolver, ni tendremos ninguna sanción, ni multas, ni inspecciones… en definitiva, marcarla no nos da ni nos quita nada a efectos fiscales, así que podríamos pensar que no es importante. Nada más lejos de la realidad: ES FUNDAMENTAL.

 

Marcar esta casilla con una X nos permite destinar el 0,7% de la cuota íntegra de nuestros impuestos a proyectos sociales gestionados por ONG a través de convocatorias de subvenciones. No es, además, incompatible con la llamada X de la Iglesia -se pueden marcar las dos de manera simultánea- y permite a las Entidades No Lucrativas mayor estabilidad presupuestaria y dar continuidad a sus proyectos. Cuando no se marca la X solidaria el total de los impuestos va a los Presupuestos Generales del Estado y el problema es que no hay fondos que estén específicamente destinados a convocatorias para ONGs.

 

Para recordar a todos los españoles la importancia de marcar esta casilla, la Plataforma de ONG Acción Social coordina anualmente la campaña “X Solidaria”. La directora de esta Plataforma, Marisa Gómez Crespo, no explica que, en un momento como el actual, ayudar a las personas que más lo necesitan es más importante que nunca: “no es un acto de solidaridad sino de responsabilidad. No se puede combatir el virus dejando a las personas más necesitadas sin atender y sin cubrir sus necesidades sociales y económicas”.

 

Concretando con el caso de los mayores, Marisa Gómez nos recuerda que en España los mayores de 65 son más de 10 millones de personas, de ellos 500 mil viven en residencias, lo que supone que más de 9 millones y medio pueden necesitar algún tipo de ayuda. Durante estos días, la Unión de Pensionistas, entre otras muchas asociaciones que trabajan con este colectivo, está realizando llamadas a mayores viven solos para comprobar si requieren apoyo emocional o simplemente información. Hay muchas organizaciones, como esta, que están desarrollando estos días proyectos imprescindibles para nuestra sociedad y son posibles gracias a la X Solidaria, tal como explica Marisa Gómez Crespo.

 

La declaración de la renta que hacemos este año se basa en los ingresos de 2019 que fue un año, en líneas generales, de recuperación económica. Desde el punto de vista de la recaudación, por tanto, la campaña X solidaria no debería ser muy diferente este año comparada con los anteriores, según las expectativas de esta especialista. Lo que sí varía mucho es la situación a la que vamos a tener que hacer frente todos. Es fundamental dar a conocer los proyectos para los que es tan necesaria esa X solidaria, para que nadie se olvide de marcarla.

 

La web X Solidaria ofrece material promocional (vídeos, cuñas de radio, banners…) para todas las entidades que quieran involucrarse… Pero, sobre todo, la plataforma invita a las ONG a difundir sus proyectos con los hashtags #Xsolidaria y #1millonderazones para que todo el mundo tenga claro qué se hace con esos recursos que no tienen ningún coste adicional para el contribuyente, pero tienen un beneficio enorme para la sociedad.

 

 

Escrito por AEFr
21 Abril, 2020

Fundraising digital, la clave en época de confinamiento

Rubén Calvo, director de desarrollo corporativo de Antevenio, nos explica en nuestras Conversaciones sobre Fundraising cómo el canal digital está jugando un papel clave, durante esta crisis. F2F, eventos y otras formas habituales de captación se han visto bruscamente interrumpidas y las organizaciones han tenido que reenfocar sus esfuerzos tanto a redes sociales y otros canales digitales como a otros formatos más relacionados con el consumo en el hogar, como la televisión.

En este sentido, Rubén Calvo resalta la inmediatez y la eficacia del mundo digital, siempre y cuando, eso sí, nuestra organización esté actuando en la emergencia. En caso contrario, es decir entidades que no tienen relación directa con esta crisis (como puede ser una organización medioambiental, por ejemplo), este experto recomienda centrar la actividad en comunicación o apoyo a otras ENL, pero no en captación. Calvo recuerda lo importante que es tener presente que las familias españolas, ahora mismo, están preocupadas por su salud, por sus trabajos y por su economía.

Sobre la situación de España, Antevenio, ha podido anticiparse, en cierta medida, al contar con la experiencia de la oficina y de los clientes del tercer sector en Italia. Así, la agencia ha podido desarrollar con éxito distintas campañas en nuestro país entre las que desataca, por ejemplo, #CruzRojaResponde. Rubén Calvo subraya la buena respuesta que está tenido en todos los canales.

Autenticidad, personalización de la campaña y cercanía del mensaje son, para este experto, las claves para que una campaña de fundraising digital sea un éxito. Eso sí, antes de lanzarse a la captación de donaciones, es imprescindible trabajar muy bien las bases: la propia página web y sus procesos deben estar preparadas para todo ese proceso.

Instagram y Facebook son las redes sociales más activas y las que mejor están funcionando en el ámbito del fundraising digital, aunque otras redes como Sanpchat o TikTok crecen exponencialmente y alcanzan a un público más joven. Por otra parte, no hay que olvidar tampoco la publicidad en buscadores, como Google, el display o el marketing de influencia que ha dado resultados muy interesantes.

Los famosos, especialmente del mundo del deporte, se están volcando en colaborar en esta crisis y los resultados están siendo espectaculares: desde Nadal y Gasol con Cruz Roja a iniciativas locales como la del capitán Real Oviedo, Saúl Berjón, que apoyaba una iniciativa local, “Apoyar a Huca”, de venta solidaria de camisetas para comprar material de protección y sanitario para el Hospital de Oviedo.

Como experto en fundraising digital, Rubén Calvo anima a todas las organizaciones a probar distintas fórmulas. Al fin y al cabo, es un ámbito en el que es posible experimentar sin demasiados riesgos y es la forma de que cada organización encuentre la dinámica que mejor le encaja. No existe, nos explica, una “solución única”.

 

 

Escrito por AEFr
17 Abril, 2020

Llamadas contra el silencio

Albert Quiles, director Gerente de la asociación Amigos de los Mayores, nos ha relatado en nuestras Conversaciones sobre Fundasing lo difícil que está siendo esta crisis para el colectivo en el que centran su actividad. Desde el 13 de marzo, como parte de la campaña #Llamadascontraelsilencio, los voluntarios de la asociación están realizando más de 4.000 llamadas semanales a 2.000 personas de Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid.

Al ser una generación que no domina, en general, la tecnología, el teléfono se ha convertido en el mejor aliado para hacerles llegar, a través de las palabras, todo el cariño que de forma habitual esta entidad les transmite con gestos, con abrazos… Los voluntarios que realizan las llamadas reciben una formación específica, cursos y apoyo emocional para hacer frente a las situaciones de tristeza, aislamiento o desesperanza que pueden encontrarse.

En la web de la asociación están también disponibles algunas indicaciones, en forma de guía, para ayudar a todos aquellos que, durante estos días, están realizando estas llamadas de acompañamiento a familiares y conocidos.

Materiales y procedimientos como estos están facilitando, además, la colaboración de las empresas. Albert Quiles se muestra gratamente sorprendido de cómo, en esta crisis, muchas personas e instituciones se están volcando en ayudar a los mayores. Se están incrementando las actividades de voluntariado corporativo, tanto para realizar llamadas como para detectar personas que necesitan ese apoyo.

La crisis, en cierta medida, está dando mayo visibilidad a un problema contra el que la asociación Amigos de los Mayores lleva luchando desde 1987. En los últimos años se ha ido incrementando la soledad de los mayores a los que se castiga también con el “edadismo”, la discriminación por su edad. Albert Quiles defiende la necesidad de construir una nueva forma de relacionarnos, como sociedad, con nuestros mayores. Estas generaciones, que fueron especialmente castigada en el pasado -vivieron la guerra civil, la postguerra- debe ahora recibir un trato más justo.

El valor de lo colectivo está quedando más patente que nunca en acciones conjuntas como los aplausos de agradecimiento a los sanitarios. Este espíritu, estas nuevas formas de relacionarnos deben ayudarnos a construir esa sociedad que resurgirá en cuanto acabe esta crisis.

Escrito por AEFr
17 Abril, 2020

Fundraising digital, la herramienta principal para captar fondos

En Conversaciones sobre Fundraising hemos hablado con Sergi Pallarés, cofundador y CEO de StockCrowd, con el que analizamos el papel que está jugando el fundraising digital en las ONG frente a la crisis del COVID-19: “Venía cogiendo fuerza y en un contexto como el actual se ha convertido en la herramienta principal para captar fondos”.

StockCrowd lanzó al inicio de la pandemia la web https://www.contraelcoronavirus.org/ para ayudar a hospitales, centros de investigación, asociaciones de personal sanitario, escuelas, universidades y ONG que están luchando contra el Coronavirus. 35 organizaciones ya disponen de su propia web de recaudación de fondos y hasta el momento han recaudado más de 400.000€: “Cuando estalló la crisis pensamos que era necesario poner a disposición de cualquier organización nuestra tecnología para que montaran sus campañas. Tuvimos una gran avalancha de peticiones y pensamos que podía tener sentido agrupar las campañas en un espacio de referencia en la lucha contra el Coronavirus”.

Pallarés considera que para que una campaña de fundraising digital sea exitosa debe cumplir con premisas: La primera, la transparencia para conocer qué uso van a tener esos fondos. La segunda, que los canales de comunicación de la ONG se vuelquen con la campaña. Anima a las organizaciones que no están muy habituadas a realizar campañas digitales a que puedan ponerlas en marcha ahora, entre otras razones, porque es la única alternativa que tienen para recaudar fondos junto al telemarketing y todo es cuestión de empezar.

Desde la experiencia de StockCrowd, Pallarés afirma que “cuando las organizaciones aprietan los canales digitales y el contexto lo requiere, la sociedad se moviliza y más con campañas impulsadas por organizaciones relevantes. Intuíamos que la sociedad respondería frente al COVID-19”. El cofundador y CEO de StockCrowd confía en que esta situación impulse definitivamente el fundraising digital porque las organizaciones se han dado cuenta de que es un canal potente, puede convivir con otras acciones de fundrasing y positivo para que lo impulsen definitivamente por la coyuntura.

No te pierdas la entrevista completa, seguro que os puede ser de inspiración…

Escrito por AEFr
Scroll to top