17 Octubre, 2019

¡Tenemos un problema! O cómo actuar ante el conflicto…

“Considera las contrariedades como un ejercicio.”- Séneca

 

Carlos Cortés

La organización Mental Health Europe (MHE) afirma[1] que “el 79% de los directivos europeos están preocupados por el estrés en su lugar de trabajo, si bien quienes disponen de procedimientos para tratarlo no llegan al 30%”. Según el informe The Workforce View in Europe[2] “un 28% de los empleados creen que a sus empresarios no les interesa en absoluto su bienestar mental” y también señala que “uno de cada seis trabajadores europeos (17%) empleados vive un estrés diario en el trabajo”.

 

Estos datos recogidos en el reciente estudio de Esade sobre “La influencia de la RSE en la gestión de personas[3], lleva a proponer a los autores de esta publicación, como una de las siete prácticas de su modelo de Gestión Responsable de Personas (GRP), el impulso de políticas preventivas y de cuidado de la salud, no solo física, sino también emocional. Y para esa adecuada prevención y cuidado de la salud emocional, la prevención y resolución de los conflictos es una cuestión central.

 

El conflicto se encuentra especialmente presente en las fases clave del trabajo en equipo[4], tanto en las dificultades para alcanzar el objetivo común como por la relación cotidiana entre sus miembros. Y cuando estas adversidades suceden dentro del sector no lucrativo, donde existen motivaciones adicionales relacionadas sobre todo con la causa y la misión, añadimos al conflicto un alto contenido emocional. Así, los conflictos en entidades sociales pueden surgir en muy diferentes ámbitos relacionales, ya sea con personas dentro del equipo, entre iguales o con relación jerárquica, con los órganos de gobierno e incluso externamente con los financiadores.

 

Se puede afirmar que el conflicto es algo natural a toda relación humana. Lo relevante será por tanto aprender a identificarlo, prevenirlo y saber gestionarlo, una vez aparece. Una primera clave a trabajar en este aprendizaje será cómo me relaciono yo con el conflicto: ¿lo evito? ¿lo quiero eliminar? ¿actúo rápido o creo mejor que pase cierto tiempo…? Cuando identifico mi estilo (tendencia) de resolución de conflictos, puedo explorar formas diferentes para relacionarme con él y por tanto aprender nuevos caminos. Quizá en algunas ocasiones asumiré ciertos riesgos[5] para lograr el objetivo, o en otras que requieren de más flexibilidad adoptaré un rol de anfitrión y facilitador[6]. Cada situación pide un estilo de resolución, que puede no ser el nuestro…

 

Por último, la prevención y resolución de conflictos ha de trabajarse a tres niveles para que tenga impacto:

  • A nivel organizativo, se pueden establecer los procesos y mecanismos formales Así, el artículo “The Upside of Conflict” sobre la gestión de los conflictos[7] señala que, en el ámbito no lucrativo, apenas el 5% de las organizaciones disponen de un sistema de gestión de conflictos, pese a que el 60% de los encuestados lo ven necesario.
  • A nivel de equipos, crear una cultura de prevención y gestión del conflicto es especialmente importante en entidades donde lo emocional, en el sentido de compromiso con la causa, figura en primera línea.
  • A nivel individual, el objetivo debe ser generar un estilo de liderazgo que incorpore en sus habilidades esenciales la gestión natural del conflicto. El mencionado artículo sostiene que 8 de cada 10 personas encuestadas describen la capacidad de su organización para responder al conflicto como ‘inadecuada’, siendo una habilidad clave para este tipo de organizaciones.

 

En el breve taller práctico que tendremos el día 7 de noviembre[8], identificaremos las principales causas de conflicto en los equipos de trabajo, exploraremos cuál es nuestro estilo de resolución y entrenaremos algunas técnicas de comunicación eficaz para prevenir o rebajar los conflictos más frecuentes.

 

Carlos Cortés es experto en gestión de personas, equipos y organizaciones en el Tercer Sector.

www.carloscortesleon.com

 

 

[1] https://www.mhe-sme.org/what-we-do/mental-health-work/

[2] https://www.adp.co.uk/hr-insights-topics-trends/employee-engagement-talent-management/workforce-view-2019/

[3] https://www.slideshare.net/ESADE/la-influencia-de-la-rse-en-la-gestin-de-personas-buenas-prcticas

[4] https://www.youtube.com/watch?v=HM1D55n8eWM

[5] https://www.slideshare.net/ccortes33/kooza-la-magia-de-equivocarse

[6] https://www.compromisoempresarial.com/tercersector/ong/2016/03/nuevos-modelos-de-organizacion-en-las-ong-como-trabajar-por-proyectos/

[7] https://ssir.org/articles/entry/the_upside_of_conflict#

[8] https://www.aefundraising.org/formacion/workshop-gestion-de-conflictos/

Escrito por AEFr
16 Septiembre, 2019

Hay palabras que el viento no se lleva

«Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo».

Ludwig Wittgenstein

 

Juan Antonio Almendros • Socio fundador de Noosferic

Como componente básico de la identidad corporativa, llamamos identidad verbal a la personalidad lingüística de una organización o marca, que emana de su manera de utilizar las palabras al hablar o escribir. Como disciplina de comunicación y marketing, la identidad verbal es también el conjunto de técnicas y procedimientos que permiten dotar a una organización o marca de una voz propia, inconfundible y en armonía con sus objetivos estratégicos.

Pero la relevancia del lenguaje trasciende el ámbito de la construcción de marca y sobrepasa la utilidad práctica de la retórica persuasiva. Su uso influye en la eficiencia, la productividad, la seguridad y la calidad. Y aún va más allá de lo económico y lo laboral, porque el habla y la escritura son actos políticos.

«No habrá democracia mientras unos sepan expresarse satisfactoriamente y otros no; mientras unos comprendan y otros no; mientras el eslogan pueda sustituir al razonamiento articulado que se somete a ciudadanos verdaderamente libres porque tienen adiestrado el espíritu para entender y hacerse entender». Corría el año 1977 cuando el ínclito filólogo Fernando Lázaro Carreter hizo esta afirmación, cuya vigencia retrata un sistema educativo errático en un régimen clasista.

El pensamiento racional opera con palabras: solo podemos pensar lo que podemos decir. Por eso, el mundo de cada uno se ajusta a lo que da de sí su capacidad de expresión lingüística. Y el mundo humano —la cultura— es tan grande o tan pequeño como la suma de los mundos individuales. Cuando mejora la lengua de uno, el mundo de todos se hace más rico. Y viceversa. Así, la lengua y la cultura son patrimonios colectivos, porque tienen su principio y su fin en la comunicación, y en ese carácter intrínsecamente social de lo lingüístico radica su naturaleza política. De igual manera que el modo de vida de una persona produce un impacto ambiental, su modo de usar el lenguaje produce un impacto cultural indefectible. Por tanto, el cultivo de la palabra —la médula de la identidad verbal— es tanto una oportunidad como una responsabilidad que se articulan de manera natural en el ámbito de la captación de fondos para organizaciones no lucrativas.

La identidad verbal ofrece a cualquier ONL la oportunidad de modelar y modular una voz propia capaz de consolidar el reconocimiento de marca, impulsar los resultados en captación, reforzar los vínculos con donantes y socios y mejorar los procesos de comunicación interna y externa. En paralelo, constituye un desafío ético que tarde o temprano cualquier ONL tendrá que afrontar: el de contribuir al cuidado de la noosfera (el medio donde se relacionan los seres inteligentes) con atención equivalente a la que se va prestando al medio ambiente natural. En esa tarea, el cultivo de la lengua es tarea prioritaria que atañe a todos. De su salud —amenazada hoy por un proceso acelerado de deterioro—, y de la propagación de su potencial constructivo como vehículo del pensamiento crítico y la creatividad, dependen en buena medida no solo el futuro de la cultura —y, por ende, el margen de maniobra para impulsar cambios sociales—, sino nuestra propia libertad.

En el taller «Identidad verbal y captación de fondos: del uso de la palabra a su cultivo», que tendrá lugar el 25 de septiembre en Madrid, haremos un recorrido desde los conceptos fundamentales de esta disciplina de comunicación hasta algunas de las herramientas básicas que una ONL puede utilizar para empezar a gestionar racionalmente sus palabras. Y profundizaremos en la reflexión sobre el valor político de la forma en la construcción del discurso y en el proceso de cambio social.

Según John Simmons, «el problema con las palabras es que no siempre quieren decir lo que significan». Ha llegado el momento de ver cuánto hay de oportunidad y cuánto de responsabilidad en ese hecho inevitable. Y de aprender a gozar con la magia del lenguaje.

Workshop: Identidad verbal y captación de fondos: del uso de la palabra a su cultivo

Escrito por Juan Antonio Almendros • Socio fundador de Noosferic

Escrito por AEFr
12 Septiembre, 2019

Fundraising en los medios: Si le para por la calle una ONG tiene un nombre: «fundraising»

El diario ABC de Sevilla recogía el pasado 8 de septiembre los datos del Informe de la Fundación de la Univerisad Autónoma de Madrid en colaboración con la AEFr: “El fundraising como herramienta de responsabilidad y compromiso social“. En la publicación da visibilidad a la labor del Fundrasing como principal fuente de financiación de las ENL.

Puedes leer la noticia en el siguiente enlace:

Si le para por la calle una ONG tiene un nombre: «fundraising»

Escrito por AEFr
10 Julio, 2019

El Blog de la Asociación Española de Fundraising estrena sección

Los asociados, tanto entidades no lucrativas como expertos de agencias o consultores podrán enviar contenidos para ser publicados en la web y en las plataformas de la AEFr. Poniendo así en común conocimientos y experiencias que puedan servir para todos los asociados.

Continuar leyendo

Escrito por AEFr
8 Julio, 2019

Lead generation sin telemarketing: la era de la automatización

Captar leads es barato. Al menos, cuando lo comparamos con las distintas formas que tenemos de realizar fundraising. Sin embargo, cuando pensamos qué vamos a hacer con un lead, es cuando vienen las dudas.

Continuar leyendo

Escrito por AEFr
3 Julio, 2019

Cómo mejorar la financiación

“Regular adecuadamente el fundraising ayudaría al impulso al Tercer Sector en España, mejoraría su financiación y daría seguridad jurídica a todas las instituciones implicadas”. Continuar leyendo

Escrito por AEFr
Scroll to top