17 noviembre, 2022

Muchoyo: Un símbolo con el que empoderar a la infancia.

En esta edición de conversaciones de fundraising contamos con Jorge Martínez, experto publicidad social y creador de algunas campañas icónicas en el sector como Pastillas contra el dolor ajeno. Es también el creador de Muchoyo, un proyecto que aúna a 6 grandes organizaciones que trabajan con infancia: Aldeas infantiles, Educo, Plan internacional, Save the Children, Unicef y World visión. Una idea que cuenta con más de 7 millones de views,  y en Tiktok, la red social por excelencia de su público mayoritario, suma más de 19Millones y medio de views.

“Es un símbolo con el que queremos empoderar e inspirar a la infancia”.

Muchoyo es muchas cosas, por un lado un gran movimiento a favor de la infancia y también una alianza de alianzas”, explica Jorge Martínez. En este proyecto participan grandes ONG mundiales que trabajan por la infancia, productoras y agencias con el fin de alzar la voz por la infancia y la juventud. “Es también un símbolo con el que queremos empoderar e inspirar a la infancia”.

El proyecto responde a una idea y a un concepto publicitario, pero tiene el objetivo de asentarse en el tiempo y convertirse en una plataforma que permita seguir generando contenido y agrupando alianzas. “Muchoyo persigue tres objetivos principales: que la voz de la infancia sea escuchada, la captación de fondos para las entidades participantes y la visibilidad de la alianza que se ha generado”, añade el creativo.

Muchoyo es una oportunidad para alzar a la voz y canalizar la participación y las reivindicaciones de los jóvenes.

Pocoyo es una de las figuras más conocidas de la historia de la televisión en nuestro país. Ha formado parte de la infancia de muchos niños y jóvenes durante los 20 años de historia y es innegable su potencial comunicativo. “Queremos llegar  a un público más amplio, no solo a niños, también a  jóvenes, adolescentes, padres y madres”, explica Jorge Martínez. “Este es un público al que Pocoyo no llega, la infancia tiende a dejarlo atrás y la idea era esa: evolucionar a Pocoyo para que llegue a la gente que lo va dejando atrás con la maduración.

En la propia evolución de los niños llega un momento que rompen con el contenido de Pocoyo porque ya no se sientes identificados, se hacen más mayores y no le interesa ese contenido.  “Llega un momento en la adolescencia donde vuelven a conectar con Pocoyo porque les recuerda a su infancia. Ese público que ha crecido y ha evolucionado es el que está demostrando un mayor interés en Muchoyo y en lo que representa” señala.

Generando contenidos y espacios que permitan que este colectivo se exprese, Muchoyo se convierte en una oportunidad para alzar a la voz y canalizar el deseo de participar y las reivindicaciones de los jóvenes. “La infancia no  tiene espacios de expresión suficientes y no es escuchada en la medida que debería y Muchoyo tiene el potencial de convertirse en una herramienta para ellos.”

Escucha la entrevista completa:

Puedes ver todos los contenidos del proyecto en: https://muchoyo.org/

Escrito por AEFr
Scroll to top