30 Enero, 2019

Empezar a hacer fundraising: Cómo convencer a la organización

Escrito por AEFr En Noticias with No comments

Una de las quejas que se repiten continuamente en los cursos para entidades pequeñas que organizamos en la Asociación Española de Fundraising, es la dificultad que tienen los responsables de captar fondos de que en la entidad comprendan por qué es necesario implicarse en una estrategia de captación.

En general, en las organizaciones grandes esta cuestión está fuera de toda duda, sin embargo, en organizaciones más pequeñas en las que los recursos son muy limitados la realidad es muy distinta. Generalmente, en las ENL pequeñas hay poco personal dedicado a estructura y la responsabilidad de abrir camino en la captación de fondos privados puede recaer en un trabajador social o en el responsable de administración. Los más afortunados, aquellos que tienen a un responsable de comunicación, suelen encargar a esta persona que complemente su actividad con la de fundraiser.

Fundraiser

El nuevo Fundraiser

En muchas ocasiones son estos trabajadores los que asumen de forma voluntaria estas funciones, puesto que son los primeros en ser conscientes de que, si la organización quiere mantenerse en pie y no recortar su actividad, no tiene más remedio que buscar fuentes de financiación alternativas a las subvenciones.

Lamentablemente es habitual que los asistentes a los cursos, estos visionarios del fundraising en sus entidades, nos cuenten que tienen que enfrentarse a una gran resistencia interna a la hora de asumir que la captación de fondos privados ha llegado para quedarse.

En primer lugar, suele ser costoso que la junta o el patronato entiendan y acepten que hay que destinar recursos de la organización a establecer una nueva vía estratégica para la captación. Y, por otra parte, tampoco suele ser sencillo que el resto del personal asuma fácilmente que comenzar a hacer fundraising implica que toda la entidad tiene que hacer un cambio de mentalidad.

Por tanto, el nuevo fundraiser, se encuentra en una situación muy complicada: a la falta de experiencia y formación en captación de fondos se une la falta de recursos y comprensión interna. Aunque no es sencillo dar una solución simple a este problema, aquí hay unos cuantos consejos para evitar caer en la desesperación:

Consejos para no desesperar

  1. Presentar la realidad en la organización tal y como es: Captar fondos ya no es algo opcional y seguramente los resultados de las cuentas de la entidad sean suficientes para apoyar nuestro argumento. Las subvenciones no pueden seguir siendo la única fuente de financiación y esto es un hecho. Esperar a que vuelvan tiempos mejores sin empezar a buscar fuentes alternativas de ingresos que sean sostenibles en el tiempo, puede desembocar en el desastre económico y el cierre de la entidad.
  2. Implicar a todo el personal en el desarrollo del plan de captación de fondos: no se trata de que todo el mundo pueda modificar la estrategia de captación según su punto de vista, pero sí de intentar que todo el personal de la organización se sienta implicado en esta nueva vía de trabajo. Comunicar internamente que se está trabajando en una nueva vía de financiación, sesiones de grupo para aportar ideas y perspectivas, presentar el plan de captación una vez esté terminado, etc. Lo importante es que todo el mundo se sienta partícipe del nuevo rumbo que toma la organización.
  3. Ser realistas: La captación de fondos es un proceso que comienza a dar resultados en el medio y largo plazo. No hagamos promesas que no podamos cumplir ni presentemos el fundraising como la tabla de salvación inmediata. Lo ideal es trabajar en un plan de captación con acciones en el corto, medio y largo plazo, marcando objetivos realistas y con indicadores para medir si estamos en el buen camino y cuándo hay que hacer modificaciones. El fundraising es una carrera de fondo.
  4. No estáis solos: Existen otros profesionales que llevan haciendo fundraising desde hace tiempo, aprovechaos de su experiencia. Buscad contactos en cursos sobre fundraising o comunicación o en congreso anual de fundraising, incluso contactad con ellos a través de sus redes sociales y pedidles consejo, seguid los blogs especializados, etc.
  5. Paciencia: Captar fondos no es una tarea fácil. Encontraremos mucha resistencia en el camino, probablemente nos equivoquemos, y tendremos que luchar con ingenio contra la falta de recursos. Sin embargo, como organizaciones pequeñas tenéis una gran ventaja, vuestra identificación con la causa es muy poderosa y es una fuente de energía muy importante, aprovechadla.
Autora: Alicia Lobo Casero – Responsable de comunicación y socios de la AEFr

Deja un comentario

Scroll to top